martes, enero 29, 2008

Balance TT.VV Coquimbo 2008





“El día 21 de enero los jóvenes PPD nos trasladamos a la población Violeta Parra, IV región de nuestro país. Lugar que nos albergó y abrigó durante 8 días, días de intensas experiencias en que una vez más recordamos que nuestros valores y principios están con la gente y para la gente












El año 2008 quedará grabado en nuestras mentes y corazones. No solo por vivir una vez más una de las actividades más importantes como lo son nuestros Trabajos Voluntarios, prestando un servicio enriquecedor tanto para militantes voluntarios como para pobladores, sino También por ser esté el primer año en que en nuestra corta data de servicios voluntarios, nos permite trasladarnos a la zona norte del país. Luego de existir Lebu 1 y 2, un Pirque invernal y el pasado Curarrehue, que con tanto cariño se recuerda.
Desde sus inicios nuestra juventud ha procurado estar al servicio de Chile, es para nosotros el contacto con la gente nuestra principal preocupación y ganancia. Los trabajos voluntarios que realiza la juventud PPD cada año refleja fielmente, el compromiso de seguir construyendo mucho más allá de lo que las palabras digan, los trabajos no solo constituyen una instancia fraternal con compañeros de regiones distantes y que nos empapa de experiencias enriquecedoras, son también las fuerzas nuevas fuerzas que nos motivan año a año a seguir construyendo país, un mejor país.

Coquimbo nos abrió sus puertas desde el día 21 de enero, fueron 8 días de intensos trabajos, remodelando sedes sociales, mejorando instalaciones del club deportivo y la plaza de juegos de la población violeta Parra, una población, que como muchas más en Chile, presenta altos índices de drogadicción, alcoholismo, cesantía y delincuencia.
Pudimos establecer un contacto amigable con los vecinos que gustosos asistieron a las charlas cada día de Regularización de títulos de dominio (seremi de bienes nacionales), prevención del Sida, higiene bucal, derechos reproductivos de la Mujer, alternativas académicas, entre otros.

Los niños deL sector ya cuentan con una nueva plaza, con nuevas mesas de ping pong, les dimos color a cada uno de sus juegos, enriquecimos su espacio, y les dimos algo de protección y seguridad al cercar con una baranda la quebrada que da hacia la playa. Por otra parte más de 50 niños recibieron atención dental y disfrutaron de un entretenido taller infantil de higiene bucal, en el cual se les enseño el correcto uso de su nuevo cepillo de dientes.

Por otra Parte el club deportivo “Garra azul”, además de contar con una nueva fachada exterior, cuenta con implementación deportiva, petos de entrenamiento, pelotas de baby futbol, mallas de arcos, pelotas y paletas de ping pong, y medallas en el campeonato infantil realizado en el cierre.

Pero hoy no es tan solo esto lo que nos hace sentir felices y cuasi satisfechos, tenemos una clara convicción que en Chile existen muchos “Curarrehues”, “Lebus”, y poblaciones como Violeta Parra, que se necesitarían tantos o mil esfuerzos como este, pero el legado, la experiencia vivida así, tan intensamente, nos permitió crecer y ver una realidad que por estar tan lejos de nuestros ojos a veces parece inexistente, Coquimbo nos ha recordado una vez más el porque estamos aquí, nos recuerda los fundamentos de nuestra lucha por la tan anhelada igualdad, del país que todos queremos y que de paso nos hace mejores seres humanos.



























1 comentario:

Karl Marx dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.